La voz de los adoptados
logo_la-voz-de-los-adoptados

Nuestros Estatutos

 

TÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1:

Con la denominación de «LA VOZ DE LOS ADOPTADOS» se constituye en Madrid una asociación sin ánimo de lucro, de carácter social y al amparo de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación. 

Artículo 2:

La asociación se rige por los presentes estatutos, por las disposiciones del Código Civil y demás legislación que regule las asociaciones en cuanto sea aplicable, y también por las disposiciones que, en interpretación y desarrollo de los estatutos, establezcan los órganos de gobierno.

Artículo 3:

La asociación se constituye por duración indefinida, con personalidad propia y plena capacidad jurídica y de obrar y se declara independiente tanto confesional como políticamente. 

Artículo 4:

La asociación tiene su domicilio social en la calle Doctor Vallejo nº 53, de Madrid. Su ámbito de actuación territorial es estatal.

TÍTULO II: FINES

Artículo 5:

El fin general de la asociación es la creación de un espacio de encuentro, intercambio y apoyo sobre la adopción desde el punto de vista de las personas adoptadas. 

Otros fines son:

Informar, orientar, mediar y apoyar a personas adultas adoptadas en temas relacionados con el hecho adoptivo.

Favorecer la reflexión y discusión entre profesionales y familias sobre la adopción desde el punto de vista de los adoptados.

Concienciar a la sociedad sobre las especificidades de las personas adoptadas.

Colaborar con otras entidades de ámbito nacional e internacional que desarrollen acciones encaminadas al logro del fin general de la asociación.

Artículo 6:

Para el cumplimiento de sus fines la asociación podrá realizar, entre otras, las siguientes actuaciones:

La organización, el desarrollo y la puesta en marcha de encuentros de personas adoptadas con el fin de contrastar experiencias, sentimientos, expectativas, etc.

Informar, orientar y apoyar a personas adultas adoptadas, así como a su entorno familiar y social.

La difusión de las experiencias personales mediante la organización, desarrollo y participación en foros relacionados con la adopción como cursos, debates, charlas, jomadas y actos públicos.

Todas las actividades relacionadas con los fines, dentro del marco jurídico que ampare al carácter de la asociación.

Sin perjuicio de las actividades descritas en el apartado anterior, la Asociación, para el cumplimiento de sus fines podrá:

Desarrollar actividades económicas de todo tipo, encaminadas a la realización de sus fines o a allegar recursos con ese objetivo.

Adquirir y poseer bienes de todas clases y por cualquier título, así como celebrar actos y contratos de todo género.

TÍTULO III: ÓRGANOS DE GOBIERNO Y ADMINISTRACIÓN

Artículo 7:

El gobierno y administración de la asociación estarán a cargo de los siguientes órganos colegiados:

a. La asamblea general de socios, como órgano supremo.

b. La junta directiva, como órgano colegiado de dirección permanente.

 

LA ASAMBLEA GENERAL

Artículo 8:

La asamblea general, integrada por todos los socios, es el órgano supremo de dirección y expresa la voluntad de la asociación. En ella podrán ejercer su derecho a voz y voto únicamente los asociados que estén al corriente del pago de cuotas.

Artículo 9:

Las reuniones de la asamblea general se convocarán con carácter ordinario y extraordinario.

Artículo 10:

La asamblea general deberá ser convocada en sesión ordinaria, al menos una vez al año, a fin de aprobar el plan general de actuación de la asociación, el estado de cuentas correspondiente al año anterior y el presupuesto del ejercicio siguiente, así como la gestión de la junta directiva, que deberá actuar siempre de acuerdo con las directrices y bajo el control de aquélla.

Artículo 11:

Además de lo dispuesto en el artículo anterior, son competencias de la asamblea general los acuerdos relativos a:

a.       La elección de la junta directiva, revocación de alguno de sus miembros y cubrimiento de las vacantes que se produzcan.

b.      Acordar cualquier acto de disposición o enajenación de bienes sociales.

c.       La adopción de medidas disciplinarias a personas asociadas, a petición de la junta directiva.

d.      La aprobación del Reglamento de Régimen Interno, a propuesta de la junta directiva.

e.      Solicitar la declaración de utilidad pública.

f.        Emprender la conversión legal de la asociación a fundación.

g.       Modificación de los estatutos.

h.      La federación y confederación con otras asociaciones o el abandono de alguna de ellas.

i.         La disolución de la asociación, en su caso.

Artículo 12:

Todo acuerdo relativo a los anteriores apartados del artículo precedente se adoptará por mayoría simple de los socios presentes o representados, excepto en el caso de los tres últimos apartados (g, h, i), que requerirán una mayoría calificada de 2/3 de los socios presentes o representados.

Artículo 13:

La asamblea general se reunirá en sesión extraordinaria cuando así lo acuerde la junta directiva, bien por propia iniciativa, bien mediante solicitud escrita de la tercera parte de los socios, indicando los motivos y fin de la reunión.

Artículo 14:

Las convocatorias de las asambleas generales, sean ordinarias o extraordinarias, serán hechas por escrito dirigido a cada uno de los socios con antelación mínima de quince días, expresando el lugar, la fecha y la hora de la reunión, así como el orden del día.

Las asambleas generales, tanto ordinarias como extraordinarias, quedarán válidamente constituidas en primera convocatoria cuando concurran a ellas, presentes o representados, la mitad más uno de los asociados, y en segunda convocatoria, cualquiera que sea el número de socios concurrentes, siempre que concurra la mayoría de los miembros de la junta directiva.

Los socios podrán otorgar su representación, a los efectos de asistir a las asambleas generales, en cualquier otro socio.

Artículo 15:

El presidente, en su defecto el vicepresidente o, en defecto de ambos, el miembro de mayor edad de la junta directiva asistente, presidirá las sesiones de la asamblea general; someterá los asuntos a debate y votación; establecerá los turnos y el tiempo de intervención de quien lo solicite; podrá expulsar, previa advertencia, a quien perturbe el buen orden; y también declarará constituida la asamblea y levantará o suspenderá las reuniones y firmará las actas extendidas , firmadas también por el secretario.

Las votaciones podrán ser secretas, siempre que lo pidan al menos tres asociados.

En caso de empate, el presidente podrá ejercer su voto de calidad.

LA JUNTA DIRECTIVA

Artículo 16:

La junta directiva estará integrada por un presidente, un vicepresidente, un secretario, un tesorero y un máximo de 10 vocales.

La junta directiva deberá reunirse con la periodicidad que decida y siempre que lo exija el buen desarrollo de las actividades sociales.

Artículo 17:

Los cargos que componen la junta directiva se elegirán en la asamblea general y tendrán una duración de cuatro años, salvo revocación expresa de aquélla, en acuerdo adoptado por  mayoría absoluta; podrán ser objeto de reelección indefinidamente.

Artículo 18:

Para pertenecer a la junta directiva será preciso reunir los siguientes requisitos:

a) Ser socio de la entidad.

b) Estar al corriente en el pago de cuotas.

c) Ser elegido en la forma prevista en los estatutos.

Los cargos de la junta directiva, así como cualesquiera otros de dirección o representación de la asociación serán gratuitos, sin perjuicio de que se abonen dietas y gastos.

Artículo 19:

Los miembros de la junta directiva cesarán en los siguientes casos:

a.       Expiración del plazo de mandato.

b.      Renuncia voluntaria del interesado expresada por escrito.

c.       Revocación acordada por la asamblea general en aplicación de lo previsto en los presentes estatutos.

d.      Fallecimiento.

Las vacantes que se produzcan serán cubiertas en la siguiente asamblea que se celebre. En el caso de que la composición de la junta directiva, por cualquiera de los motivos antes citados, se reduzca a menos de la mitad, se deberán convocar elecciones en el marco de una asamblea general extraordinaria para escoger nueva junta directiva en el plazo máximo de un mes.

Artículo 20:

Son competencias de la junta directiva:

a.       Dirigir la gestión ordinaria de la asociación de acuerdo con las directrices de la asamblea general y bajo su control.

b.      Programar las actividades a desarrollar por la asociación.

c.       Someter a la aprobación de la asamblea general el presupuesto anual de gastos e ingresos, así como el estado de cuentas del año anterior.

d.      Fijar tanto la cantidad como la periodicidad de la cuota que deberán satisfacer los asociados.

e.      Confeccionar el orden del día de las reuniones de la asamblea general, así como acordar la convocatoria de las asambleas generales ordinarias y extraordinarias.

f.        Proponer a la asamblea general la ratificación del Reglamento de Régimen Interno.

g.       Atender las propuestas o sugerencias que formulen los socios, adoptando al respecto las medidas necesarias.

h.      Abrir secciones temáticas o grupos de trabajo para el mejor desarrollo de las actividades propias de la asociación.

i.         La gestión de ayudas y subvenciones, la suscripción de convenios, acuerdos o cualquier tipo de colaboración y cooperación con administraciones, organismos e instituciones públicas y privadas para un mayor cumplimiento de los objetivos que se fija la  asociación.

Ejercitar toda clase de acciones conforme a las leyes o a sus estatutos.

Artículo 21:

La junta directiva celebrará sus sesiones ordinarias una vez al mes, y extraordinariamente, cuantas veces lo determine el presidente, o el vicepresidente en su caso, bien a iniciativa propia, o a petición de cualquiera de sus componentes.

Será presidida por el presidente y, en su ausencia, por el vicepresidente y, a falta de ambos, por el miembro de la junta directiva que tenga más edad.

Para que los acuerdos de la junta directiva sean válidos, deberán ser adoptados por mayoría de votos de los asistentes, requiriéndose la presencia de la mitad de los miembros. De las sesiones, el secretario levantará acta que se transcribirá al libro correspondiente.

ÓRGANOS UNIPERSONALES

EL PRESIDENTE

Artículo 22:

El presidente de la asociación asume la representación pública y legal de la misma y ejecutará los acuerdos adoptados tanto por la asamblea general como por la junta directiva, cuya presidencia ostenta respectivamente.

Artículo 23:

Corresponderán al presidente cuantas facultades no estén expresamente reservadas a la junta directiva o a la asamblea general y, especialmente, las siguientes:

a.       Convocar, presidir y levantar las sesiones que celebre la junta directiva y la asamblea general y dirigir las deliberaciones de una y otras.

b.      Impulsar y dirigir las actividades de la asociación.

c.       Visar las actas y sus certificaciones, que deberá firmar juntamente con el secretario.

d.      Resolver las cuestiones que puedan surgir con carácter urgente, dando conocimiento de ello a la junta directiva en la primera sesión que se celebre.

e.      Ejercer su voto de calidad en caso de empate en las decisiones a adoptar tanto por la junta directiva como por la asamblea general.

 

EL VICEPRESIDENTE

Artículo 24:

El vicepresidente asume las funciones de asistir al presidente y sustituirle en caso de imposibilidad temporal de ejercicio de su cargo. Asimismo le corresponden cuantas facultades delegue en él la presidencia o bien la junta directiva acuerde.

 

EL SECRETARIO

Artículo 25:

Al secretario le compete custodiar la documentación oficial de la entidad, así como velar por el cumplimiento de las disposiciones legales vigentes en materia de asociaciones, certificando el contenido de los libros y archivos sociales, y haciendo que se cursen a la autoridad competente las comunicaciones perceptivas sobre designación de juntas directivas y cambios de domicilio social.

De manera concreta, recibirá y tramitará las solicitudes de ingreso, se hará cargo del fichero y el Libro de Registro de Socios y levantará acta de las sesiones de la junta directiva.

 

EL TESORERO

Artículo 26:

El tesorero tendrá encomendada la gestión económica de la asociación con respecto a los presupuestos anuales aprobados por la asamblea general.

Será el encargado de custodiar los fondos de la asociación mediante la apertura de depósitos en entidades de crédito que requerirán su firma y la del presidente, así como de recaudar las cuotas y ordenar los pagos que apruebe la junta directiva; formalizará y propondrá a esta los informes sobre el estado anual de cuentas y presupuestos para su sometimiento y aprobación por la asamblea general. Asimismo, será de su competencia la llevanza de los libros contables en la forma que establezca la legislación vigente.

 

LOS VOCALES

Artículo 27:

Colaborarán en las deliberaciones de la junta directiva y darán orientaciones y formularán propuestas para la buena marcha e interés de la asociación.

Los vocales estarán a cargo de las diversas secciones temáticas o grupos de trabajo, en caso de que se creen.

 

TÍTULO IV

DE LOS SOCIOS: PROCEDIMIENTO DE ADMISIÓN Y CLASES

Artículo 28:

Pueden ser socios de la asociación aquellas personas que así lo deseen y reúnan las condiciones siguientes:

a.       Ser mayor de edad, en plenitud de los derechos civiles.

b.      Acatar y suscribir los principios y filosofía que inspiran la asociación.

Esta calidad de socio se adquiere por acuerdo favorable de la junta directiva, previa solicitud del interesado. Dicha solicitud deberá estar avalada por dos socios de pleno derecho.

Artículo 29:

Dentro de la asociación existirán las siguientes categorías de socios:

a.       Socios fundadores: aquellos que participen en el acto de constitución de la asociación.

b.      Socios numerarios: aquellos que ingresen después de la constitución de la asociación.

c.       Socios honoríficos: aquellos que, por su prestigio o por haber contribuido de modo relevante a la dignificación y desarrollo de la asociación, se hagan acreedores de tal distinción.

DERECHOS Y DEBERES DE LOS SOCIOS

Artículo 30:

Toda persona asociada tiene los siguientes derechos:

a.       Conocer, en cualquier momento, la identidad de los demás miembros de la asociación, el estado de cuentas de ingresos y gastos, y el desarrollo de la actividad de esta.

b.      Ejercitar el derecho de voz y voto en las asambleas generales, pudiendo conferir, a tal efecto, su representación a otros miembros.

c.       Participar, de acuerdo con los presentes estatutos, en los órganos de dirección de la asociación, siendo elector y elegible para los mismos.

d.      Figurar en el fichero de socios previsto en la legislación vigente y hacer uso del emblema de la asociación si lo hubiere.

e.      Poseer un ejemplar de los estatutos y del reglamento de régimen interior, si lo hubiere, y presentar solicitudes y propuestas ante los órganos directivos.

f.        Participar en los actos sociales colectivos y disfrutar de los elementos destinados a uso común de los socios, si los hubiere, en la forma que, en cada caso, disponga la junta directiva.

g.       Ser oído por escrito, con carácter previo a la adopción de medidas disciplinarias, e informado de las causas que motiven aquéllas, que sólo podrán fundarse en el incumplimiento de sus deberes como socios.

h.      Impugnar los acuerdos y actuaciones contrarios a ley o a los estatutos, dentro del plazo de treinta días naturales, contados a partir de la notificación del contenido del acuerdo.

 

Artículo 31:

Son deberes de los socios:

a.       Prestar su concurso activo para la consecución de los fines de la asociación.

b.      Contribuir al sostenimiento de los gastos con el pago de las cuotas que se establezcan.

c.       Acatar y cumplir los presentes estatutos y los acuerdos válidamente adoptados por los órganos rectores de la asociación.

d.      Cumplimentar las encuestas que promueva la junta directiva y participar activamente en la elección de sus miembros.

e.      Defender en todo momento el buen nombre de la asociación.

SOCIOS DE HONOR

Artículo 32:

Socios de honor

El nombramiento de los socios de honor corresponderá a la junta directiva.

Tendrán las mismas obligaciones que los socios fundadores y numerarios, salvo la de satisfacer las cuotas periódicas.

En cuanto a los derechos, tendrán los mismos que los socios fundadores y numerarios, salvo el de presentarse para un cargo de la junta directiva.

A las asambleas podrán asistir con voz pero sin voto.

 

RÉGIMEN SANCIONADOR

Artículo 33:

Las personas asociadas podrán ser sancionados por la asamblea general por infringir reiteradamente los estatutos o los acuerdos de la asamblea general o de la junta directiva.

Las sanciones podrán comprender desde la suspensión de los derechos desde siete días a un mes; hasta la separación definitiva.

A tales efectos, el presidente podrá acordar la apertura de un proceso para que se aclaren aquellas conductas que puedan ser sancionables. Las actuaciones se llevarán a cabo por el secretario, quien propondrá a la junta directiva la adopción de las medidas oportunas. La imposición de sanciones será facultad de la asamblea general, y deberá ir precedida de la audiencia del interesado.

El procedimiento sancionador salvaguardará siempre los principios de información y audiencia del interesado, motivación de la resolución, comunicación escrita al interesado de dicha resolución y susceptibilidad de recurso ante los tribunales, cuando el sancionado estimase que se ha infringido la ley o los estatutos.

 

SUPUESTO Y PÉRDIDA DE LA CONDICIÓN DE SOCIO

Artículo 34:

La cualidad de socio se perderá en los siguientes casos:

a.       Por fallecimiento (o disolución en el caso de las personas jurídicas).

b.      Por separación voluntaria.

c.       Por dejar de ostentar los requisitos establecidos en estos estatutos.

d.      Por sanción acordada por la junta directiva cuando se dé incumplimiento grave, reiterado y deliberado de los deberes emanados de los presentes estatutos y de los acuerdos válidamente adoptados por la asamblea general y la junta directiva.

TÍTULO V

PATRIMONIO FUNDACIONAL Y RÉGIMEN PRESUPUESTARIO

Artículo 35:

Los recursos económicos previstos por la asociación para el desarrollo de las actividades sociales serán los siguientes:

a.       Las cuotas de los socios.

b.      Los productos de los bienes y derechos que le correspondan, así como las subvenciones, legados y donaciones que pueda recibir de forma legal.

c.       Los ingresos que obtenga la asociación mediante las actividades lícitas que acuerde realizar la junta directiva, siempre dentro de los fines estatutarios.

d.      Los recursos obtenidos por la asociación en ningún caso podrán ser distribuidos entre los socios.

 

Artículo 36:

Previo acuerdo de la junta directiva, la asociación podrá, mediante el empleo de cualquier medio lícito que no desvirtúe su carácter benéfico y no lucrativo, adquirir bienes y derechos necesarios para el cumplimiento de sus fines.

Artículo 37:

Tanto el presupuesto ordinario como los presupuestos extraordinarios necesarios que se precisen para las necesidades y actividades extraordinarias deberán ser aprobados por la asamblea general.

Artículo 38:

Si, eventualmente, la asociación obtuviese algún beneficio o recurso no reservable o aplicable, se destinará en su totalidad al desarrollo de prestaciones de servicios de asistencia social, análoga a los que constituyen el fin de la asociación.

Artículo 39:

El ejercicio asociativo comenzará cada año el día 1 de Enero y finalizará el 31 de Diciembre.

 

TÍTULO VI

DE LA MODIFICACIÓN DE ESTATUTOS

Artículo 40:

Toda modificación de estatutos deberá someterse a aprobación de la asamblea general a propuesta de la junta directiva o bien cuando lo solicite la tercera parte de los socios inscritos. Tal como se establece en el artículo 12, para que tal iniciativa prospere deberá contar con los votos de 2/3 de los socios presentes o representados en la asamblea general.

TITULO VIl

DE LA DISOLUCIÓN DE LA ASOCIACIÓN Y APLICACIÓN DEL PATRIMONIO SOCIAL

Artículo 41:

La asociación se disolverá:

a) Por voluntad de los socios, expresada en asamblea general extraordinaria convocada al efecto, con el voto favorable de al menos dos tercios del total de socios.

b) Por las causas determinadas en el artículo 39 del Código Civil.

c) Por sentencia judicial.

Artículo 42:

Caso de extinción, la liquidación del patrimonio se acordará en asamblea general. Faltando el acuerdo, se facultará a la junta directiva para liquidar el patrimonio, extinguir las deudas de la asociación y entregar el remanente a entidades de fines análogos propuestas por la asamblea o elegidas.

 

 

PRACTICADA LA INSCRIPCIÓN CORRESPONDIENTE A LA ENTIDAD

LA VOZ DE LOS ADOPTADOS, INSCRITA EN EL GRUPO 1 SECCIÓN 1

NÚMERO NACIONAL 595847, LA DOCUMENTACIÓN HA SIDO

DEPOSITADA EN EL REGISTRO NACIONAL DE ASOCIACIONES.

Madrid, 01/09/2010

Añadir un comentario