LGBTQIA, gestación subrogada y adopción

I.L. nos hace llegar un texto que elabora un poco sobre los tres temas del título y que nos hace reflexionar, por tanto lo compartimos aquí:

No son pocas las personas de mis redes sociales que comparten en estos últimos días una publicación sobre los vientres de alquiler, el uso que hacen algunas personas del colectivo LGTB ‘sometiendo’ a las mujeres a cambio de dinero de por medio por un derecho que la sociedad se inventó en algún momento, que no queda escrito en ningún lado y que, bajo mi punto de vista, de derecho tiene poco, hablo del ‘derecho a ser padres’. En esta publicación se habla de como se alimenta ese heteropatriarcado en el que la mujer es utilizada como un objeto en busca de un beneficio para parejas homosexuales (desconozco por qué se centra en el uso de los vientres de alquiler por parte de las personas homosexuales y no de cualquier pareja pero ese sería otro debate).

La mayoría de los comentarios en Facebook reafirman la idea del texto, añaden el machismo como razón para estar en contra de los vientres de alquiler y, aquí el hecho de que me sienta molesta con este texto, añaden la adopción como vía alternativa, como un acto de solidaridad y como un sentirse salvadores de niños sin familia pero, ¿alguien pregunta a los niños si quieren ser adoptados?, ¿alguien da la opción de elegir estar en una familia u otra?, ¿alguien de los que ahí escriben sobre adopción ven la adopción más allá de un acto de solidaridad? Me tomaré la licencia de responder a todas las preguntas con un NO.

Hablan sobre el sometimiento de una mujer a cambio del dinero, como si cada persona en la edad adulta no tuviese la libertad de decidir que hacer con su propio cuerpo, como si cada persona en la edad adulta no tuviese la libertad de decidir si alquilar su propio cuerpo a cambio de la felicidad de otras personas pero, sin embargo, ven correcto que un niño, sin capacidad de elección, se vea sometido a las normas familiares y culturales de donde no están sus orígenes por medio de la adopción, tanto en adopción nacional como en adopción internacional ¿Acaso eso no es también someter a una persona y, en este caso, sin voluntad para decidir?

Tal vez nos estemos equivocando en el planteamiento del debate sobre vientres de alquiler si o vientres de alquiler no, al final de todo este intercambio de dinero, de decisiones de adultos donde debería primar la libertad y una decisión personal sin que terceras personas te juzguen como machista o no, hay que pensar en la consecuencia, en ese niño apartado de sus orígenes a pesar de mantenerse el contacto con la madre gestante (no me gusta mucho esto de madre gestante pero para que me entienda todo el/la que lo/a lea). En unos años empezaremos a ver, además de los servicios de posadopción o psicólogos especializados en adopción, servicios de post-vientre de alquiler o psicólogos especializados en hijos nacidos de vientres de alquiler, no lo dudo.

Mi único reclamo a todas estas personas y al conjunto de la sociedad que nada tiene que ver con la adopción, aunque muchos por tener primos, sobrinos o conocidos crean que si saben sobre el tema, es que callen todos los pensamientos que tienen desde el desconocimiento, con esto no creo que coarte la libertad de nadie sino simplemente les invito a informarse, a formarse y a opinar desde el conocimiento de verdad, no desde el “si yo fuese adoptado me gustaría…”, “si yo tuviese la oportunidad de ser adoptado querría…”, “si yo fuese adoptado me sentiría…” porque recuerda, no lo eres, quizá en otra vida tengas la “suerte” de experimentarlo, vivirlo y sufrirlo pero de momento no lo eres.

Deja un comentario


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>