Adopción, historias distintas. Un hilo en común…

El viernes 4 de abril tendremos tendrá lugar una jornada organizada por La voz de los adoptados llamada “Adopción, historias distintas. Un hilo en cómun”

Tendrá lugar en el Hotel Tryp de Charmatin sobre las 17:00

Se requiere confirmación a info@lavozdelosadoptados.es

charla

Os esperamos todos allí

Posted in Sin categoría | Leave a comment

RACISMO Y XENOFOBIA

No había reflexionado mucho sobre el racismo ni la xenofobia hasta que me volví algo sudamericana y algo negra. Pensaba, como la mayoría de las personas de este país, que el racismo se limitaba a escupir, pegar o matar a personas de otro color diferente al blanco. No me había planteado que el color “carne” de las pinturas no era sólo el beige, ni que las personas “de color” fueran otras distintas a las negras y/o de piel oscura. Simplemente no lo pensaba, no le daba importancia como hace la mayoría de la gente que conozco pero sí que en mí hay una diferencia con respecto a ellos, yo estoy siempre dispuesta a escuchar, aprender y reflexionar de nuevo sobre cosas que creía que sabía.

El día que me volví algo sudamericana y algo negra, todo un mundo oculto se abrió ante mis ojos y me asombré muchísimo porque ese día descubrí que el racismo no era cosa de grupos extremistas o algo que perteneciera al pasado, el racismo existía en cantidades alarmantes y podía manifestarse de muchas maneras y con diferentes intensidades. He aprendido que el racismo se hereda de generación en generación y la sociedad en la que vivimos refuerza su aprendizaje desde que somos pequeños a través de mensajes erróneos esparcidos en los medios de comunicación, las series de televisión, los compañeros del instituto, los de trabajo y hasta en tu círculo de amistades. Nos enseñan a llamar “machupichu” al sudamericano y que son unos pandilleros, que los negros viven con taparabos en la selva y necesitan ayuda de “países civilizados” para aprender a ganarse la vida, que son más fuertes que los blancos pero menos inteligentes, huelen “distinto”, tienen mejor ritmo, el miembro viril más grande y son potencialmente desconfiables, que los rumanos son matones y los gitanos no se lavan, ni saben vestir bien, son peligrosos y maltratadores, que los chinos son ingenuos y fácilmente explotables, etc…

Algunas creencias discriminatorias sobre los diferentes grupos étnicos, se han ido propagando también a través de expresiones populares: “Me engañaron como a un chino”, “No me compares a Dios con un gitano”, “Esto es una merienda de negros”, “Oro del que caga el moro” y otras más que todos conocemos han ido calando poco a poco, casi de forma subliminal, en nuestra percepción de la gente de otra raza o extranjera. Todo el mundo las repite porque las han escuchado y no se han parado a reflexionar sobre el mensaje que transmiten, puede que porque consideran que no les hace falta… A fin de cuentas los estereotipos xenófobos y racistas tienen una utilidad sino ya habrían dejado de existir y esa utilidad es la de despertar el instinto de protección contra lo diferente que inconscientemente nos podría suponer una amenaza.

El día que me volví algo sudamericana y algo negra, me hice sensible a los prejuicios e intenté luchar contra ellos, hacer pedagogía, reflexionar con las personas que los tenían para que comprendieran, igual que lo hice yo, que esas creencias son falsas pero me topé con una negativa rotunda, hipocresía en estado puro y mucha ignorancia, es más, incluso he soportado burlas. Esto me hizo aprender que no puedo cambiar el mundo pero sí elegir a quién quiero en mi entorno aunque me preocupa que los niños pequeños, adoptados o no, que tengan unos rasgos diferentes y vivan en España, van a tener que crecer como hemos crecido todos y convivir con esas ideas que infravaloran y en algunos casos hasta insultan a las personas que se asemejan a ellos. Pienso en cómo van a construir su identidad, cómo va a influir en su autoestima y qué imagen van a acabar desarrollando sobre ellos mismos ante el bombardeo de mensajes negativos al que van a estar sometidos, y lo que es peor, la falta de reconocimiento y la negación de la sociedad en la que van a vivir ante estos problemas.

Esta mañana iba escuchando en el coche el programa de Buenos Días Javi Nieves de Cadena 100, cuando la presentadora ha leído una selección de las sesenta y cinco formas graciosas de decir que te estás haciendo caca y entre las cinco frases que ha seleccionado, dos eran las siguientes: “Hamilton está en el pole” y “Me saludan los Jackson Five”… Rauda y veloz he publicado un mensaje en el Facebook del programa, quejándome sobre estos chistes racistas que estaban comparando a las personas de raza negra con la mierda. Me pareció que debía actuar porque a la postre, se divulgaron en una franja horaria de máxima audiencia para todos los públicos, ya que se emite a la hora en la que estamos yendo todos a trabajar y llevando a los niños al colegio. He obtenido 16 “Me gusta” mientras que la única persona que ha hecho alusión a mi comentario, diciendo que no he debido oir hablar del humor negro y que me faltaba sentido del mismo, ha conseguido 43… Como en su mensaje hablaba además de otro tema que se estaba tratando en el programa, he preferido pensar que puede ser que estas personas se estuvieran refiriendo a la otra anécdota que contó, cuando de repente, recordé la campaña que muchos secundamos a favor de que Carrefour etiquetase las tiritas de “color piel” de una manera más acorde a la realidad de muchas personas españolas que conforman su amplia clientela. Los comentarios de la gente fueron sorprendentes, sin embargo conseguimos nuestro cometido. Si queréis leer las reacciones podéis hacerlo en este link perteneciente al Blog de Una Madre de Marte: http://madredemarte.wordpress.com/2012/06/23/de-tiritas-y-dinosaurios/

El día que me volví algo sudamericana y algo negra sentí sufrimiento, estupor, indignación, enfado y la necesidad de armarme de herramientas y profundizar más en temas de discriminación, racismo y xenofobia porque además descubrí que yo sólo sabía que no sabía nada…

Posted in BLOG experiencias, BLOG experiencias | Leave a comment

Estamos en obras

EstamosEnObras

 

La página de la voz de los adoptados se encuentra actualmente en mantenimiento, por lo que no podrás encontrar todos los contenidos que teníamos antes, rogamos que nos disculpes, próximamente la veras con una nueva mejor cara.

Para cualquier consulta o comentario envianos un correo a info@lavozdelosadoptados.es

 

Posted in Sin categoría | Leave a comment

III charla- Coloqio sobre Adopción

III Charla- Coloquio sobre Adopción

Reflexiones en torno a los Origenes a cargo de Iolanda Serrano

Sábado 6 de Abril 2013 en Girona

Más información

Posted in Próximas actividades | Leave a comment

EMDR – el cerebro a veces se “contractura”.

Hace varios años nos llegó una propuesta de colaboración a nuestra asociación, venía remitida por una profesional en psicología y adopción con la que nosotros siempre hemos tenido contacto y en la que confiamos. Nos hablaba de una técnica empleada en terapia con pacientes que habían sufrido algún tipo de estrés postraumático y estaba interesada en investigar qué uso podría tener para la población adoptiva, ya que en sus 20 años de existencia, se fueron alcanzando resultados exitosos para abordar con el paciente un amplio abanico de síntomas que los inicialmente descubiertos (incluso tratamiento de adicciones).Así fue como supimos de la EMDR, querían probarla para identificar su utilidad en lo relativo a los sentimientos, vivencias, comportamientos que tenemos en común los que somos adoptados además de lo que cada uno independientemente hubiera podido experimentar a lo largo de toda su vida.

Me animé a probarla al llegar a un punto de estrés emocional que me agotaba y porque me la recomendaron los compañeros de La Voz. Me sentía herida, ansiosa, irritable, incapaz y enfadada. La bomba que a veces podemos llegar a sentir dentro, estaba a punto de explotar. Es una de las mejores decisiones que he tomado. He aprendido mucho sobre cómo funcionamos a nivel emocional las personas y sobre todo me ha servido para ser capaz de analizar mejor las situaciones, así como para resolver duelos pendientes, que aunque los razonaba antes de la EMDR, no había llegado a poder reprocesarlos.

En mis propias palabras, nada técnicas sino basadas en la experiencia, diría que todo cerebro cuando sufre una experiencia traumática (en el caso de los adoptados: Abandono/ruptura con la familia biológica e institucionalización más lo que tú vivas derivado de haber sido adoptado o percibas de futuras experiencias, comentarios…) se contractura como te puede pasar en el cuello si coges una mala postura. Esa contractura que tenemos en ocasiones nos provoca tristeza, miedo, rabia, dificultad para discernir quiénes somos, vacío, sensación de ser diferentes… La EMDR, en mi opinión, actúa de fisioterapeuta y te da un “masaje” cerebral que hace que puedas ver las cosas de otro modo, rebajando ante todo el nivel de malestar que sientes en ciertas ocasiones o al pensar en algunos recuerdos, o incluso hipótesis futuras. En la Voz a esas emociones sobrepasadas las llamamos “tener cohetes”, término adquirido aquí:  La maternidad toda una aventura

Esta técnica actúa al estimular una parte de tu cerebro mediante un movimiento ocular a raíz de traer a tu mente un recuerdo que te provoque cierto malestar. Sueles empezar con recuerdos de la infancia ayudada por la psicóloga para identificar dónde puede haber miga. Algo de lo que muchos podemos tirar y con lo que yo empecé fue el primer día de colegio, que fue la primera vez que me separé de mis padres. Me llevaron a un sitio donde iba a hacer cosas divertidas pero no me informaron de que ellos luego se volverían a casa y me dejaron allí sin yo poder tener seguridad en qué ocurriría después ¿Cómo es esto? ¿Me vendrán a buscar? Pasé las siguientes semanas preguntándole a mi padre durante todo el camino al colegio qué estaba haciendo mamá en ese momento y él me explicaba: “Ahora se está poniendo un vestido, ahora se está peinando, ahora se está pintando los labios…” Para cuando entraba en clase, ya debería estar llegando ella y mi cabeza lo calculaba así. Convencía a mis amigas para que se pasaran el recreo asomadas a la verja conmigo porque ya debería aparecer mi mamá por la calle. Tenía 3 años y fui adoptada con 3 días.

Las pérdidas y/o separaciones en general nos afectan (incluso cuando te deja un novio puedes montar un drama exagerado – disparador de emociones desbordadas- o puedes reaccionar como si te resultase indiferente -mecanismo de defensa que emplea tu cerebro cuando le das en la “contractura” que más le estorba-)

Es un ejemplo, pero ha sido un año y medio de vivencias y recuerdos que desde luego me han llevado a pensar que adoptar a un bebé no es tan fácil como lo que la gente se cree, no venimos tan en blanco. Perder la única figura de referencia con la que estuviste vinculado 9 meses, sin cuya existencia no podrías sobrevivir no tiene pinta de resultar ser una tontería. Ahí está el duelo por abandono, que por lo que he experimentado, toca muchas conexiones neuronales y debido a ello, reaccionas a veces como lo haces siendo ya un adulto.

Esta es una ínfima parte de un largo recorrido que yo hice aunque cuando empecé pensaba que no habría mucho con lo que trabajar porque estaba estupendamente, de forma racional tal vez sí, pero lo irracional se escapa a menudo a nuestra consideración…

{jcomments on}

Posted in BLOG experiencias | Leave a comment

Para Todos La 2 – Debate – El derecho de identidad y de filiación

Coloquio entre Patricia López Peláez, profesora de Derecho Civil de la Universidad Nacional de Educación a Distancia; Santiago González, presidente de la Asociación Adoptados; y Antonio Barroso, presidente de la Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares y Iolanda Serrano presidenta de la voz de los adoptados

Posted in La voz en los medios | Leave a comment

Iolanda Serrano en 8tv

Iolanda Serrano, presidenta de la voz, asistio en 8tv a debatir sobre la denegación de idioneidad de una pareja de barcelona, para verlo pulse aquí

Posted in La voz en los medios | Leave a comment

Iolanda En 8tv

Iolanda Serrano, presidenta de la asociación, estuvo en 8tv debatiendo sobre la denegación de idoneidad a una pareja, para verlo pulse aquí

Posted in La voz en los medios | Leave a comment

¿Qué es adoptar? Mi nombre es importante para mí.

Quien decide ser padre o madre por adopción asume un pasado de su futuro hijo que no le pertenece, un pasado que entre otras experiencias vividas fuera del hogar que se convertirá en permanente, conlleva el tener un nombre distinto al que sus padres adoptivos le hubieran puesto de haber nacido de ellos. 
Ese nombre que nos gusta, el que pensamos para nuestros hijos desde toda la vida, responde a una serie de atributos tanto físicos como temperamentales y psicológicamente se atribuyen a una determinada persona que existe en nuestra cabeza, pero que en realidad en ninguno de los casos es factible, se trata de un ente etéreo. No es necesario acceder a la adopción para darse cuenta de esto aunque tal vez sólo nos lo planteamos los padres adoptivos. 

Los niños biolólogicamente nacen de las barrigas de sus madres, pero sobre todo nacen de la cabeza de ambos progenitores, suponemos que en la confluencia de ambos casos radica el éxito de una paternidad anhelada. Tanto uno como otro han llegado al momento de sus vidas donde han tomado en consideración cómo sería tener un hijo juntos, con los atributos que son característicos de ambos progenitores, de ambas familias. Si esto no ocurre o pasa solamente en una de las dos partes, es cuando posiblemente tengamos un desequilibrio. 

 Llegados al punto donde consideramos la adopción como forma de construir una familia, debemos habernos despedido o elaborado este tipo de pérdidas, que aunque no son reales porque nunca existieron físicamente, significan mucho para nosotros porque es un trocito del futuro que juntos habíamos soñado y que en cierto modo ha quedado inexistente. Adiós proyecto, no te lamentamos ya más, hasta siempre.

¡Ahora vamos a adoptar un hijo! En realidad es algo nuevo, lo hemos decidido, lo anhelamos de una forma que realmente no suple al bebé que deseábamos tener, este niño no nace de nosotros ni de nuestras circunstancias, sino de las circunstancias de terceros a quienes no conocemos, pero que junto con nuestro deseo de ser padres por adopción se va a ver materializado en un hijo de ambos. ¿Cómo se llama? ¿Quién es?
Entonces viene la asignación, llega un niño o niña con unas características ajenas a las nuestras, con un pasado más o menos intenso fuera de nuestro círculo familiar que debemos respetar y en ocasiones con un nombre que nos suena lejano, a veces estrafalariamente extraño para lo que aquí se considera corriente ¿Qué hacemos? No es el niño cuyos atributos existían en nuestras cabezas, ya lo sabíamos, no corresponde al nombre que intentaríamos traducir ni interpretar en nuestro idioma ¿qué ocurre ahora? A veces esto pasa.

Para nosotros el nombre es una seña de nuestro yo, igual que para cualquier persona, lo sepamos conscientemente o no. Reafirmar una parte de nuestro origen así como sentirse orgulloso de ello, es conservar el nombre de pila que llevamos antes de nuestra adopción, nos lo pongan nuestros padres biológicos o cualquier otra persona. Como nos llamaban antes de nuestra adopción y cómo nos llaman después es algo que nosotros sabemos diferenciar y podemos incluso asociar a experiencias más o menos traumáticas (por este motivo habrá niños que no se quieran identificar con su nombre de origen si se lo han cambiado y niños que sí se sientan cómodos con él porque consideren sin ayuda externa que cambian los acontecimientos pero no la persona).
Si el nombre de origen se modifica consideramos que debe haber una explicación paternal para ello. Seguro que muchas veces se hace pensando en el bien de los niños porque ese nombre suene mal aquí porque igual significa algo distinto a lo que significaba en…”país de origen”…Pero esto no es óbice para explicarles junto con su adopción, desde pequeños, el nombre que tenían antes y los motivos que tuvimos para modificarlo.

{jcomments on}

Posted in BLOG experiencias | Leave a comment

¿Abandonados?

Tengo 31 años y soy adoptada desde los tres días de haber nacido. Como muchos de mi generación, nuestra adopción estaba prevista antes del parto. No hemos vivido institucionalizados un sólo día, no nos han abandonado en un convento, ni en la puerta de un domicilio, no nos han encontrado en la calle ni en una comisaría. Antes de nacer, en bastantes casos, nuestra familia biológica extensa (no sólo hablo de la/el madre/padre) no quiso o no pudo cuidar de nosotros por muchas razones distintas, entre ellas porque cuando nacimos eran otros tiempos y ser madre soltera o tener a una en la familia suponía una vergüenza y una marginación. También había chicas cuyos padres las apoyaban para tener al niño pero ellas no querían: Dejas de poder hacer cosas, cambias tus planes de futuro, no sabes qué esperar de esta maternidad ni si estás preparada para ella, todo se ve tan complicado en esos momentos y te entra tanto miedo…  Y todos estos motivos son razonables, lícitos e implican que ese bebé no se desea o no es bien recibido. Que no se quiere/puede conservar en el seno familiar.

Por diversos medios, nuestra familia o nuestras madres accedieron a la forma de que el parto fuera atendido y si no querían quedarse con su hijo, bien porque no llegaron a tiempo para abortar, bien porque no tenían los medios para hacerlo, porque sus ideas eran contrarias a esto o porque al inicio tuvieron un plan para poder cuidarlo y al final se torcieron las cosas, les proporcionaron la ayuda necesaria para desprenderse del niño.

¿Hemos sido abandonados?

Los adoptados de nuestra edad (principalmente porque en casa “abandono” iba ligado a algo “malo”) tardamos mucho en comprender o en unir un abandono a lo que nos ha ocurrido; una vez que lo entiendes es cuando encuentras explicación para muchos de tus comportamientos, sentimientos o miedos (a perder personas que quieres, a encontrarte solo pero a la vez disfrutar de tu soledad, a los cambios imprevistos, a tolerar mal la frustración cuando algo no sale como esperabas… Etc…) 
Muchos adoptados emprenden una búsqueda de sus orígenes sin elaborar aún este duelo, un hecho, el del abandono, que por propia experiencia cuesta mucho identificar. Cuesta mucho asumir esta pérdida, esta ruptura. Te han dejado, te guste o no. Si alguien por el motivo que sea no te deja ¿cómo va otra persona a poder recogerte? Una de las preguntas que yo me hice y creo puede servirle al resto que ha emprendido la búsqueda sin haber reflexionado lo suficiente sobre este tema de si te han abandonado o no…. Mira en lo más hondo de ti y sé honesto. Si encuentras a tu familia de origen y no quisieran saber nada de ti ¿Cómo te sentirías? ¿cómo reaccionarías? Por lo que yo he visto hay varias posturas que no voy a explicar mucho, pero si me lee un adoptado creo que podrá entender:- Pues te aguantas porque yo sí necesito y tengo derecho a saber qué pasó –  Enfado - - Ah me da igual, por lo menos lo he intentado – Negación - - Quiero y no puedo, algo me frena. Tengo miedo pero no lo quiero, o sí, reconocer. Me siento vulnerable.¿Cómo una persona que busca, sin antes haber elaborado este abandono del que hablamos en La Voz, no iba a sentir nada parecido a esto si le cierran la puerta en las narices?

No es un tema literal como a veces podemos entenderlo, no es tirar en cualquier lado a un niño aunque ocasionalmente, sí hay bebés a los que les han dejado así. La forma tal vez reconforte pero no afecta al resultado de que te han dejado, te han dado en adopción, se han separado de ti (unos u otros) pero lo han hecho. La consecuencia es que no estás viviendo con tu familia biológica como la mayoría del resto de personas que conoces y esto duele.

Si el abandono no está trabajado, no está superado, es muy posible que ante determinados estímulos reacciones de forma desproporcionada a como lo hace otra persona que no es adoptada. Por ejemplo cuando te echan de un trabajo, cuando rompe contigo tu pareja o incluso la dificultad que encuentras para establecer algo en serio con una, cuando tienes un hijo al que sobreproteges, cuando no te seleccionan para algo o te dejan para el final, cuando te hacen críticas…. Todo esto y más cosas que no he enumerado, son comportamientos naturales al haber pasado por un trauma, el del abandono (que te hayan o se haya separado de ti tu madre cuando eras bebé) y arrancar los “demonios” implícitos de la palabra abandono es un gran paso para poder enfrentarse a ello.

Hoy en día a los padres que adoptan se les habla de abandono y se les habla así en las charlas y en los cursos que hacen obligatoriamente para adoptar, no es cosecha de La Voz, ni algo que sucede en el presente fuera de España pero no existía hace 40 años ¡cómo han cambiado los tiempos! en el siglo XX “se daba en adopción” jamás se hablaba de abandono, ni aunque aparecieras en el arcén de la carretera.
Impone, impacta, duele. No somos malos por ello, no fue nuestra culpa, ni llevamos la letra escarlata en el pecho por haberlo sufrido, no nos van a señalar por la calle ni van a hacer burlas de nosotros (y si las hacen las encajas y posteriormente trabajas lo que te haya molestado para sentirte cómodo contigo mismo la próxima vez). Este abandono del que se habla en adopción significa muchas cosas y ocurre de formas muy diferentes, pero tiene el mismo resultado: Tú estás fuera.
Es una idea para reflexionar…

{jcomments on}

Posted in BLOG experiencias | Leave a comment